Herencia Cristiana

 

Relacion

 LA "P-2" EN LA ARGENTINA

 

El resonante caso de la Logia "Propaganda Dos" (en lo sucesivo: P-DUE) es un imbroglio con epicentro en Italia pero que nos toca de cerca a los argentinos.  El escándalo tuvo por detonante el descubrimiento de las maniobras delictivas de Michele Sindona, gangster italonorteamericano que cumple una condena en los Estados Unidos por negociados petroleros, estafas que causaron el colapso del Banco Franklin National, tráfico de divisas y evasión fiscal, y que envolvió al gobierno de Italia, provocando la caída del Primer Ministro Arnaldo Forlani, involucrando a destacadas personalidades de la política y las finanzas.  También tuvo resonancias en el Vaticano.  La investigación puso en descubierto la injerencia de la citada logia -de la cual Sindona era miembro- acusándosela de fabulosos negociados e influir en los gobiernos, a nivel internacional.  Tomó relieve entonces la cabeza Visible de la cuestionada organización, venerable Licio Gelli, de antecedentes fascistas y un entorno de hombres de Estado, poderosos banqueros, jefes militares y de las fuerzas de seguridad de Italia y otros países, el nuestro entre ellos.

 

Uno de los piduistas (se los llama así a los afiliados) era Roberto Calvi, presidente del Banco Ambrosiano, la más importante entidad crediticia privada italiana, vinculado con el Instituto de Obras Religiosas dependiente del Vaticano. Este banco, al quebrar, también por maniobras dolosas, acentuó el escándalo, agravado luego con la huída de Calvi ante una posible condena y su posterior muerte dudosa, ya que aún no se estableció judicialmente si fue por suicidio o asesinato, en un puente de Londres.

 

Veremos seguidamente en forma cronológica la suma de acontecimientos desde el momento en que es allanada la residencia de Gelli Villa Wanda (Arezzo), quien al emprender la fuga aparentemente no alcanzó a ocultar la documentación de la P-Due-, documentación que involucra el listado de sus miembros y las fichas de afiliación.  Resta señalar que el parlamento de Italia - al margen de las investigaciones a nivel judicial- nombró una Comisión Bicameral (Commissione Parlamentare D'inchicsta Sul Caso Sindome e Sulle responsabilitá politiche ed admínistrative ad esso eventualmente connesse) ante la cual han declarado numerosos piduistas.

 

***

 

A mediados de mayo de 1981 se da a conocer la nómina de piduístas; entre ellos hay argentinos. (Sus nombres figuran en un recuadro de este trabajo). El escándalo repercute en nuestro país por ser conocidas personas con actuación en la política, la diplomacia y las fuerzas armadas.  Al mismo tiempo circula la versión de que Gelli está oculto en algún lugar de nuestro país.

 

En Roma, mientras tanto, algunos jueces que investigan a la P-Due se dirigen al presidente, Sandro Pertini, pidiendo que condene las presiones que ejercen determinados políticos. Refiérense a las manifestaciones de dirigentes de la Democracia Cristiana, el Socialismo y la Socialdemocracia, acusándolos -a los jueces- de dureza y tendenciosidad. El doctor Federico Mancini, consejero jurídico del secretario general del Partido Socialista Italiano, Bettino Craxi, denuncia que la investigación se mueve por cuenta del Partido Comunista, lo que suscita desmentidos. Esto evidencia un clima político enfervorizado a raíz de las investigaciones que se practican y por los intereses en juego.

 

Entre los que declaran figura Walter Pelosi, jefe del Servicio Secreto de Italia, piduísta, según el listado publicado, quien confía haber entregado a Gelli importantes documentos de la seguridad nacional.  Pelosi controlaba los Servicios de Informaciones Militares (SISMI) y Civiles (SISDE). Los directores de esos servicios, generales Giuseppe Sanntovito y Giuli Grasini, respectivamente, y cerca de una docena de funcionarios de los mismos, son alejados de sus cargos, luego de set sindicados como piduístas.

 

El 21 de enero de 1982 el Senado Italiano ratifica 1a disolución de la P-Due. Un cable de ANSA, fechado el 22, informa que el Parlamento unánimemente transformó en ley las normas del artículo 18 de la Constitución en materia de asociaciones secretas, las que son así consideradas aún cuando actúen dentro de asociaciones existentes desarrollando actividades que interfieran el ejercicio de órganos constitucionales, administración pública y servicios públicos de interés nacional.

 

Entre otras revelaciones resalta la situación de dependencia a la P-Due del importante e influyente diario italiano Corriere Della Sera, al descubrirse que desde 1977 sobrevivía económicamente gracias a financiaciones procuradas por Gelli, Calvi y Ortolani (este último es el brazo derecho del Venerable).  Ugo Intini, director del diario socialista Avantí afirma que el Corriere fue conquistado con miles de millones para usarlo como formidable ínstrumento de poder.  A través de la influencia sobre el diario y otras tramas en marcha, la P-Due preparaba el asalto a las instituciones. Entre los nombres de los piduístas implicados en la maniobra del Corriere se citan a Angelo Rizzoli, presidente del Grupo Rizzolli importante empresa editorial- y Bruno Tassan Din, su director general.

 

A la huida de Roberto Calvi, ocurrida el 10 de junio de 1982, quien debía presentarse ante la comisión investigadora, sigue un acontecimiento que se juzga unido a la fuga del alto banquero: se suicida su secretaria, Graciela Teresa Corrocher. La presunta suicida antes de caer desde el quinto piso del Banco Ambrosiano deja una nota que dice: Sea Calvi dos veces maldito por el daño que causó al banco y a sus empleados. Diez días después Calvi aparece colgado de un puente de Londres, sobre el Támesis, sin dejar ni siquiera líneas de despedida. (1)

 

El 13 de setiembre de 1982 la policía de Suiza detiene a Gelli cuando intentaba retirar una fuerte suma de un banco. El Venerable reconocería posteriormente que había utilizado documentación falsificada para entrar a ese país.

 

El 19 de octubre de 1982 las autoridades italianas disponen la confiscación del listado de afiliados a todas las logias masónicas. La policía allana las oficinas centrales del Gran Oriente de Italia, con asiento en Roma, la organización matriz que posee los archivos de las logias.  Estímase que en Italia hay 14 mil masones.  Con tal secuestro se pretende aclarar la veracidad de las listas de piduistas que circulan tan profusamente, así como los limites de la masoneria italiana.

 

La marcha de las investigaciones, según afirman órganos periodísticos de Roma, demuestra que Gelli había llegado a constituir un poder paralelo y conspirador para llevar a cabo una nunca bien aclarada toma del gobierno. Asimismo, trascienden las declaraciones del general Giulio Grassini, quien fuera director de los Servicios Secretos de 1978 a 1981, sobre la realización de misiones de espionaje por parte de Gelli, sin revelar en qué consistieron por considerárselas top secret.  Causan sensación, también, las confesiones de la viuda de Calvi, efectuadas en Washington, y ,reproducidas por el diario romano La república: El verdadero jefe de la P-Due era Giulio Andreotti (lider democristiano, ex-presidente del Consejo de Ministros).

 

Gellí era el cuarto en la jerarquía. Andreotti el primero, Francísco Cosentino (ex-secretario de la Cámara de Diputados) lo segura después, y el tercero era Umberto Ortolani. El mismo diario dice que el caso es un enredo indescifrable de hechos, personajes, homicidios, en el cual se cruzan la CIA, el Vaticano, el mundo político italiano y las fínanzas de medio mundo. La viuda de Calvi también afirma que estaba por concretarse una operación que habría cambiado los equilibrios internos e internacionales del Vaticano: Calvi quería aliarse a la facción conservadora de la Iglesia, Opus Dei. Andreotti, que se oponía a ello, llegó a amenazarlo.

 

El 23 de marzo de 1983 Licio Gelli es condenado por el Tribunal de Policía de Ginebra a dos meses de prisión en forma condicional y a una multa de 100 francos suizos por violación del artículo 23 de la Ley Helvética sobre permanencia de extranjeros. Además existe una solicitud de extradición de las autoridades italianas.

 

El 30 de ese mes el diputado italiano Alberto Garocho declara que la P-Due fue disuelta por el gobierno debido a sus intromisiones en asuntos del Estado y por estar conectada en forma útil y funcional con el Gran Oriente, la principal organización masónica de Italia. Quien entraba en esa logia sabía que adhería a una logia "especial".  Sus inscriptos serían cerca de dos mil (unos mil son los conocidos). Otra de sus acusaciones giran alrededor del asesinato del periodista Mino Pecorelli, ocurrido en Roma en 1979.  Según la misma fuente la mano de la logia de Gelli sería la culpable ya que Pecorelli se disponía a publicar en la revista Op un articulo titulado: La sombra de la P-2, quiebra y mucrtc dc Roberto Calvi. (acotamos que lo de muerte debe haber tenido un significado simbólico puesto que el banquero apareció sin vida varios años después).

 

El 7 de abril de 1982 es interrogado por la Comisión Parlarnentaria Giancarlo Elía Valori. Puntualiza que el poder de Gelli era más acentuado en la Argentina que en Italia. Valori -dicen algunos diarios italianos- demostrando temer las reacciones de Gelli, estuvo evasivo cuando hablé de su amistad con él, pero admitió haberlo presentado a Juan Domingo Perón, y que los mayores puntos de contacto del Venerable en Italia fueron los organismos militares, las fuerzas de seguridad y el ambiente bancario, particularmente el Banco Nacional del Trabajo, institución de crédito público.

 

El 27 de ese mes el jurado investigador designado por un tribunal británico declara que le resultaba imposible decidir si Roberto Calvi había sido asesinado o se había ahorcado, rechazando así el dictamen emitido anteriormente por otro juzgado y que establecía que la muerte del banquero fue debida a voluntad propia.

 

El 9 de agosto de 1983 el Venerable se fuga de la cárcel. Un cable de UP, fechado el 10, dice: 0 bien se escapó o bíen fue secuestrado a través de un agujero abierto en la cerca de alambre que rodea la cárcel de Champ-Dollón, de Ginebra, una vez que superó una cerca de siete metros existente en el patio. En el lugar quedó un muñeco vestido con un pijama acostado en la cama.Un vocero policial informa: "Ciertamente no lo hizo solo. No sabemos todavía quién abrió la puerta de su celda o como pasó por encima de la valla interna de seguridad de siete metros de altura. " El enigma queda aclarado pocos días después. Un cable de EFE, fechado el 12, informa: La "operación comando" del "secuestro" de Licio Gelli resultó ser una simple fuga con soborno a un guardia. A ello se agrega que el gobierno suizo confirmó las versiones procedentes de Italia de que se había informado a las autoridades helvéticas que algo se estaba preparando en torno a una eventual evasión de Gellí.  El pretendído secuestro resultó finalmente debido a la labor del guardia de la prisión, Humberto Cerdana, de 31 años de edad, de origen Italiano, que tranquilamente sacó de la cárcel a Licio Gelli en la furgoneta oficial. El guardia que arriesgó siete años de cárcel por 20 míl francos suizos (10 mil dólares) estaba bajo control telefóníco desde hacía tiempo, según confirmó la misma policía, reforzando la versión italiana de que las autoridades suizas sabían lo que estaba preparándose. Huelgan los comentarios: la fuga de un personaje cuestionado internacionalmente de una institución carcelaria juzgada de las más seguras, no hubiera podido ser posible sin la complicidad de imponderables fuerzas ocultas.  Los desconocidos de siempre...

 

 

En el libro El Banco paga, de Leo Sisti y Gianfranco Modolo, se afirma: Para la Argentina, en especial, los dos italianos (Gelli y Ortolani) gestionan importantes negocios, sobre todo de compra de petróleo y armas a cambio de la única riqueza de aquel país: la carne. El artífice de los mayores contratos es Gelli, que, en compañía de López Rega (brazo derecho de Perón y notorio por sus conocimientos de ocultismo), desarrolla actividades en los lugares más diversos. En 1974, por ejemplo, ambos personajes se encuentran en Libia, para comprarle crudos a Kaddhafi. Y como es natural, el acuerdo resultante incluye una ”gratificación” En realidad, y sí nos atenemos a las acusaciones surgidas tras la expulsión de López Rega en 1975, se pasaron abultados sobres a los intermedíarios y al propio López Rega.  Indudablemente el brujo había olvidado la malignidad del dinero y también a las vacas. En esa misma obra se habla sobre la fundación en Buenos Aires del Banco Ambrosiano de América del Sur. Y se pregunta: Qué se le ha perdido a Calvi en la Argentina y por qué invierte tanto dinero en un país donde la economía viaja a un ritmo de inflación anual del 130 / 140 por ciento, donde el porvenir se ve diariamente más incierto, reina la inestabilidad política, los bancos americanos están reduciendo progresivamente su presencia y en los últimos tiempos se han producido graves problemas financieros, es algo que, francamente, no se comprende. 0 mejor dicho, que sólo se puede comprender estudiando el cuadro de relaciones de Calvi con el restringido círculo de sus amigos sudamericanos, que son, por lo demás, los hombres de la P2. También se afirma que Gellí y Ortolaní se sienten en sudamérica como en su propia casa, y hacen dinero allí. Y se cita a la revista Isto, que señaló que las actividades en Iberoamérica (léase Argentina) se iniciaron en el período 1946-1948, época en que el, Venerable, deseoso de hacer olvidar en Italia un turbio pasado de republicano amigo de los alemanes, se dedicó a facilitar el aflujo de capitales y obras de arte por cuenta de jerarcas fascistas.

 

El Maestro Venerable --dice- y su cerebro, Ortolani, oríentan las actividades y planifican la expansión del banco (Ambrosiano) en Sudamérica: Ortolani lo hace desde su villa en Montevideo alhajada con antigüedades traídas de Italia, y Gelli desde su villa-chalet de Punta del Este. (... ) Su pendulismo (de Gelli) entre ambas costas del Atlántico le granjea en América, en la década de los años sesenta, los favores del dictador Perón, y en Italia los de Massímo Spada (hombre de confianza del Vaticano para asuntos financicros) y de Amintore Fanfani, de la DC.

 

Otra de las acusaciones -siempre con respecto a la influencia piduísta en nuestro país- tuvo como epicentro el poderoso Grupo Rizzoli, dirigido por los píduistas Angelo Rizzoli y Bruno Tassan Din.  En una nota titulada Una editorial argentina bajo el control de la "Propaganda Dos", suscripta por Rogelio Garay y publicada en La Prensa del 28 de enero de 1982, se asevera que existe un importante grupo editorial argentino comprometido con la famosa logia: Celulosa, Rizzoli, Editores S.A., más conocida como Editoríal Crea S.A. (editora de Siete Días, Claudia, Nueva Vosotras, Nocturno, Corsa, Aire y Sol, Joker). Esta empresa que reúne todos los títulos anteriormente editados por Julio Korn y Editorial Abril, nace con un 51 por ciento propiedad de Celulosa Argentina y un 49 porciento del Grupo

Rízzoli. Pese a ello, en la práctica la editorial fue manejada desde el primer momento por autoridades italianas de la misma manera que si tuviera el control total. A partir del 8 de febrero de 1980 entre sus miembros figura Bruno Tassan Din, involucrado en el escándalo del Corriere Della Sera.  El 29 de enero de 1981 se nombra un nuevo presidente de Crea, con Tassan Din como director titular. El 6 de julio de ese año cambian las autoridades, pero sigue como vocal titular el inamovible Tassan Din. Entretanto -dice la citada fuente- se han producido dos hechos económicos Importantes: el primero que Celulosa está al borde de la convocatoria de acreedores, y el segundo que Crea ha ido perdiendo notoriamente mercado, capital y perspectivas. El principal acreedor de Celulosa es el Banco Nacional de Desarrollo, que actualmente ejerce un fideícomíso sobre la empresa y que, ínvoluntariamente, actualmente ha quedado de alguna manera asociado con Rízzoli, Corriere Dclla Sera y con la Propaganda Dos. Finalmente, el autor señala que un magistrado italiano descubrió en una caja fuerte perteneciente a Gelli una valija con dos carpetas; una estaba caratulada: Información sobre el doctor Tassan Din; la otra: Acuerdo repartición de acciones Sociedad Crea Argentina.

 

Existen, además, transacciones efectuadas en nuestro país entre el venerable y compatriotas que figuran como piduistas. Gelli adquirió en 1978 una estancia ubicada en Tandil, Don Alberto, que perteneciera al ex-canciller Alberto J. Vignes.  Así fue informado por el Buenos Aires Herald, quien también afirma que en esa operación intervino la Sociedad Lindasovia, dirigida por Arnoido Barttfeld (hermano de Federico, quien fuera embajador). Y se asegura, también, que el venerable es miembro de tal sociedad. Otras de sus adquisiciones son dos establecimientos de campo; en General Viamonte (Córdoba) y en General Guido (provincia de Buenos Aires).

 

Hay otras acusaciones en juego referidas a la injerencia de la enigmática logia en nuestro país que van desde la penetración económica a través de poderosos grupos financieros, el apoyo a la candidatura presidencial del Almirante Massera, sobre lo cual hay notorias evidencias, maniobras tendientes al control del petróleo del Atlántico Sur y hasta la participación activa en organizaciones parapoliciales como la Triple A. No vamos a detenernos en ellas. Creemos que debemos obrar con hechos comprobados para no entrar en un campo de suposiciones. Por ello, seguidamente nos ocuparemos de los elementos que fueron encarados por la justicia argentina.

 

***

 

Hasta ahora las investigaciones practicadas a nivel oficial giran en los siguientes aspectos: Licio Gelli fue condecorado con la Orden del Libertador San Martin en el grado de Gran Cruz, con fecha 18 de octubre de 1973, por Decreto Nro. 34 suscripto por el entonces Presidente de la Nación, teniente general Juan Domingo Perón y refrendado por el Canciller Vignes. (3) El 2 de setiembre de 1974, por Decreto Nro. 735, firmado por María Estela Martinez de Perón se lo nombró Consejero Económico de la Embajada Argentina en la República de Italia. En octubre de 1976, se iniciaron trámites para que Gelli cesara en tales funciones. No obstante ello, el 29 de noviembre de ese año, por cable 535, originado en la Cancillería, se ordenó volver a incluirlo en la gula diplomática como Consejero Económico. Comprobóse, asimismo, que Gelli fue titular de cuatro pasaportes diplomáticos; algunos expedidos en el carácter de "Delegado en Misión Especial" y otro de "Ministro Plenipotenciario para Asuntos Culturales".

 

La condecoración fue irregular –así dictaminó la Fiscalla Nacional de Investigaciones Administrativas- por otorgarse a una persona que no contaba con títulos suficientes que lo hicieran acreedor a tal honor. El Articulo 2do. del Decreto -Ley 16.628 instituye que tal condecoración "... será otorgada exclusivamente a los funcionaríos, civíles o militares, extranjeros que en el ejercicio de sus funciones, merezcan en alto grado el honor y el reconocimiento de la Nación... Además, el Articulo 4to. del Reglamento de la referida Orden,- determina que la concesión del grado de Gran Cruz está reservada para quienes invisten la condición de Vicepresidentes Poder Ejecutivo, presidentes de Poderes, ministros del Poder Ejecutivo, ministros de la Corte Suprema, embajadores extraordinarios y plenipotenciarios, comandantes en jefe y cargos similares, tenientes generales, almirantes, brigadieres generales, presidentes de Asambleas nacionales y demás funcionarios de igual categoría considerando las normas orgánicas de cada país.

 

Gelli obtiene su primer pasaporte diplomático durante la presidencia de Héctor J. Cámpora; tres meses después, recibe la Condecoración siendo Presidente Perón.  Luego se lo designa - y luego sería confirmado a pesar del cambio de gobierno - Consejero Económico en la Embajada Argentina en Roma. Así, un ciudadano extranjero durante aproximadamente ocho años desempeña importantes funciones oficiales del Servicio Exterior de la Nación, irregularidad agravada por pertenecer a una organización que sería cuestionada por la justicia italiana. El sólo hecho de haber desempeñado cargos diplomáticos no siendo ciudadano argentino nativo ni por opción, contraviene lo preceptuado en el Artículo 7mo. inciso a) de la Ley 19.300. De tal modo, quien o quienes lo propusieron, quienes con su firma avalaron tales nombramientos, están incursos en las penalidades previstas en los artículos 253 y 248 de Código Penal. El primero sanciona al funcionario público que propusiera o nombrara para cargo público a persona en quien no concurrieren los requisitos legales; el segundo sanciona al funcionario que dictara resoluciones u órdenes contrarias a las leyes nacionales o ejecutara órdenes de esa clase.

 

Pero hay otros elementos en juego que llegaron a la Fiscalía Nacional de Investigaciones Administrativas: en un allanamiento efectuado a una propiedad de Umberto Ortolani situada en Uruguay, se hallaron cartas que revelan la naturaleza de una sospechosa vinculación entre Gelli y altos funcionarios argentinos, particularmente del ministerio de Relaciones Exteriores. En una de esas cartas, fechada el 2 de abril de 1973, Gelli aparece dictando órdenes al – 33 -Gran Maestro de la Masonería Argentina, y Embajador doctor César de la Vega: " ... Sería comveniente que prepararas dos listas de nombres pertenecientes al sector de la magistratura, de los militares y de los médicos, inscríptos o nó en nuestra Familia; en la lista de los no inscriptos hasta incluiría a los elementos que actualmente "están durmiendo". Vislumbro en esta oportunidad mía, la posibilidad de poder ubicarse en el seno del gobierno o de otros lugares de responsabilídad, con un número mayor de puestos... ". En otra carta, fechada el 8 de mayo de 1973, le dice a de la Vega: " ... Señalé que la Família, por el momento, no pretende participar en la formación del gobierno, pero que con gusto colaborará activamente tanto en la realización del programa gubernamental como en la solución de todos los problemas. ( .. ) Es obvio que señalé que la Familia dispone de un numeroso ejército de hombres colocados en todos los niveles y en todos los sectores de la vída nacíonal. Con esta salida estratégica superé las lagunas y desperté en ellos un mayor interés hacia la Familia; por este motivo, durante los coloquios que mantendrás en lo sucesivo, tendrás que seguir esta línea para apoyar siempre más los motivos por los que creíste oportuno participar con hombres en el gobierno. " Y en otra carta, siempre con el mismo destinatario, Gelli manifiesta: " ... la sede de la Reuníón de los Dos Grandes fue Roma, en lugar de Madrid, y en dicha ocasión habíamos programado el examen de las listas que debías llevar para su colocación en el gobierno y se habrían discutido también varios problemas inherentes a la dirección política que deberá darse al país. Lamento que no hayas podido partícipar por que habrías podido observar que, tanto Héctor como Domingo (¿Héctor J. Cámpora... Juan Domingo Perón?) no solamente confirmaban todo lo que habían prometido, sino que también pedían una colaboración de nuestra parte para el futuro y para loda la duración del gobierno. Puedes ver que las cosas se desarrollan como habíamos previsto, pero debemos obrar con diplomacia y política, no solamente para que se cumpla con lo prometido, sino también para consolidar lo que concederán... "En carta dirigida a GuiIlermo de la Plaza (16-Jul.-73) dice el Venerable: "... escribí al Ministro Vígnes para indicarle el traslado de Hamburgo a la Embajada de Roma del Dr. Barttfcld, le agradecería que Ud. también se ocupara de ello para que se produzca lo antes posible, es necesario que tenga en Roma a una persona amíga, alguien a quien dirigirme con toda confianza... "Otra carta pone de manifiesto que Gelli tuvo intervención en la designación del doctor César de la Vega como Subsecretario de Estado del Menor y la Familia dependiendo de José López Rega, en ese entonces Ministro de Bienestar Social. También en lo que atañe a un nombramiento de Guillermo de la Plaza, a quien escribe el 16 de julio de 1973, diciendo: ".. le hago llegar mi felicitación por el importante puesto; hubiera merecido mucho más.  Para Ud. se había indicado el cargo de Ministro de Relaciones Exteriores o de Defensa, pero luego me hicieron ver que, para volver a ubicarse en la nueva compaginación gubernamental, era mejor comenzar con un cargo menor... "Con respecto a Barttfeld está probado que se apoyó en el jefe de la P-Due para obtener su designación de Embajador. Y no escapa a la lupa el Embajador Hipólito Barreiro: la correspondencia aludida lo muestra cumpliendo gestiones personales encomendadas por el Venerable.

 

Tal documentación pone en evidencia la estrecha y peculiar relación que Licio Gelli mantuvo con varios funcionarios públicos de alta jerarquía. El tema dominante es el político, y da la impresión que entre los corresponsales existiera amén de una coincidencia conceptual alguna acción organizada tras una finalidad dificil de precisar, lo que motivó una frase que debe ser tenida en cuenta por haber quedado en un documento oficial: "El panorama que nos presenta esta ínvestígación es insólito, pero además es alarmante. Porque, en efecto, resulta de ella con alto grado de probabilidad, que Licio Gelli ha tenido intervención no sólo en el ámbito específico de la Cancillería, síno que, en distintas épocas, ha ejercido una notable influencia sobre la conducción política del Estado. Al respecto es de extremado interés la lectura detenida de la correspondencia que se habría intercambiado entre Licio Gelli y el Ministro de Bíenestar Social de la Nación, José López Rega, en circunstancias en que éste se encontraba en el desempeño de la función pública y aún después de haber cesado en ella (... ) ... reviste sin duda un gran interés desde un punto de vista hístórico-político y, como antes se ha dicho, no puede dejar de causar preocupación ".                                       

Finalmente, resaltamos que en esa correspondencia Gelli reitera expresiones sugestivas: Famiglia, Causa, Centro, etc., lo que lleva a pensar en una organización con más de novecientos miembros conocidos - y, según se afirma mil por conocer- muchos de ellos colocados en puestos claves de la conducción politica de numerosos países. Pensamos 11egar al trasfondo a través de un libro que estamos escribiendo ... (4)

 

***

¿Fueron investigados estos casos?  La Fiscalía Nacional de investigaciones cubrió su cometido (ver recuadro del reportaje al doctor Ricardo Molinas). Luego las actuaciones fueron remitidas al Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Criminal y Correccional Nro. 3 del doctor Pedro Carlos Narvaiz, secretaría Nro. 9 del doctor Leonardo De Martini, pasando a decorar uno de los anaqueles. Cuando el doctor Narvaiz dejó ese juzgado fue reemplazado por el doctor Salvi. Un juez y un fiscal del foro italiano arribaron al país en noviembre de 1983, con el doble propósito de recabar y proporcionar información sobre las actividades de la P-Due en la Argentina. Pero ante el silencio de nuestro magistrado - tan proclive a hacer declaraciones televisivas cuando de acusados por excesos cometidos en la lucha contra la subversión se trate - debemos inferir que regresaron a Italia con las manos vacías. Y que Salvi, si recibió información le habrá decretado un eterno secreto de sumarío. Cuando a este Juez lo defenestraron se hizo cargo del juzgado el doctor Néstor Luis Blondi. Tratamos de entrevistarlo, pero sólo obtuvimos de él una corta frase a través de su secretaria privada: La causa está aquí, efectivamente, y se encuentra en trámite. Eufemismo tribunalicio cuya tangible inocuidad ya conocemos.( 5 ).

 

No cumpliríamos cabalmente con nuestro deber periodístico si soslayáramos la autodefensa del acusado y las refutaciones esgrimidas por algunos de sus seguidores. Gelli, en carta dirigida a su amigo, el piduista Piero Carpi, remitida desde la cárcel suiza, asegura enfáticamente que las acusaciones que se le hicieron fueron formuladas sobre hipótesis sin fundamento alguno.  Afirma que el oficial de la Guardia de Finanzas no habiendo encontrado en su residencia prueba alguna sobre su inexistente contacto con el caso Sindona, recibió órdenes de secuestrar todo lo que se hallara. El material secuestrado - según Gelli - consistía en cartas y documentos relativos a la Logia Masónica Propaganda Dos dependiente del Gran Oríente de Italía (el subrayado es nuestro). Dice después. Entonces, a alguna mente iluminada se le ocurrió decir. es secreta! (... ) Y sobre estas suposiciones, desde el Sexto día en adelante, se abríeron las compuertas a un río de noticias: la TV tuvo la parte del león con sustransmisiones periodísticas; en la radio parecía que se escuchaban partes de guerra, los diarios, o para decirlo mejor la mayoría de ellos, publicaban notas de seis o siete páginas especiales, en las que aparecía la única foto mía que estaba en poder de ellos. Gelli aduce que se creó una verdadera psicosis, con el fin de hacerle olvidar al público el caso Sindona, creando en cambio un cuento en base a que la P-Due era peligrosa. No obstante el secreto del sumario – dice - los diarios comenzaron a publicar nombres de personas pertenecientes a la P-2 - o presuntamente -, presentando a la logia como una asociación para delinquir y a sus miembros como a un grupo de bribones, todo esto a pesar de que los nombres publicados pertenecían a personas destacadas por su perfil cultural, su intelecto, su honestidad y moralidad. (Preguntamos: ¿Calvi, Sindona, Ortolani, López Rega -por citar algunos- tienen ese perfil?).

 

El autor de la carta se declara perseguido por una confabulación política, destinada a cargarle culpas que no le corresponden, como una tapadera del escándalo promovido por el Caso Sindona. Se queja, asimismo, de la falta de solidaridad masónica, afirmando: me sacó de las casillas la casí total apatía del Gran Oriente de Italia (el subrayado es nuestro), acusándolo de dejarse intimidar y que permitió que una logia suya fuese signada por la marca de la infamia. Y aclara: Yo no niego que en un organismo como la P-2, dado el número de sus componentes aún a pesar de su calidad -, no haya existido o no exista hoy - o en el futuro- algún desviado.  La oveja negra existe siempre en toda familia, pero ello no significa que la responsabilidad de uno deba recaer sobre todo el sistema abarcándolo por completo. Sería absurdo. En cambio, en el caso de la P-2 ha sucedido esto.  A mi, como jefe, se me atribuyeron todas las responsabilídades.

 

Piero Carpi hace una encendida defensa de su amigo y compañero de logia. Habla de una persecución nazi-fascista contra los masones: La campaña difamatoria ha sído canallesco y nazístoide, a punto tal que difícilmente la prensa italiana podrá encontrar credibilidad después de las enormes mentiras publicadas y regularmente desmentidas, y en ella estaban todos: desde los grandes semanarios a los diarios importantes que respondían a un preciso plan estratégico y en ciertos casos seguían órdenes, así como también los pequeños diarios de província (... ) Se puso a la cabeza del odio masánico con una hermosa colección de artículos escritos por ex masones expulsados de la institución por acusaciones infamantes. Traza luego un paralelismo entre el Caso Gelli y el Caso Dreyfus citando a Emilio Zola: Hoy le toca a los hebreos, mañana a los masones, después a los protestantes. El resto de la defensa abunda en apreciaciones de similar contenido, sorprendiendo que para devolver las estocadas de los antipiduistas esgrima argumentos usados por los enemigos de Gelli, quienes en su mayoría acusan al venerable de ser fascista, sacando a luz sus antecedentes como miembro del partido de Mussolini. ¿Es que no son reales? ( 6 )

 

En un libro recientemente publicado por una editorial argentina, José Capparelli, hace, también, la apologia de la P-Due y su Venerable. Transcribimos los párrafos más significativos: La asociación que se hizo con el tema López Rega le infundió un carácter doblemente., - místerioso y no menos negativo, aun cuando la justicia no haya podido demostrar hasta ahora que la logia masónica Propaganda 2 hubiera cometido en nuestro país delito alguno, a punto tal que ninguna de las personas sindicadas como pertenecientes a ella sufren proceso por tal causa. ( ... ) Poco antes de las eleccioncs de marzo de 1973 Perón y su esposa, María Estela Martínez, en compañía de José López Rega, viajaron a Italia y se alojaron en la casa de Arezzo, propiedad de Licio Gellí, lo que demostraría el estrecho vínculo de Perón con el Venerable. Simultáneamente Licio Gellí - estuvo abocado a la tarea de fundar en la Argentina una logia masónica, lo cual tampoco constituye nada exótico ni delictívo en sí mismo. Ese propósito se cumplió al crearse la logia Pro Patria (Propaganda Patriótica), en la que se enrolaron importantes hombres de la política, los negocios y las fuerzas armadas. La relación con el ex ministro de Bienestar Social José López Rega fue muy estrecha al parecer y le permitió a Gelli estar muy próximo a las decisiones en la Argentina de entonccs. Sobre todo al fallecer el General Perón. ( ... ) A pesar de sus múltiples ocupaciones comerciales, Gellí no descuidó la tarea de masón, y a mediados de 1975, creó la OMPAM, Organización Mundial para el Pensamiento y la Asistencia Masónica. En todo este tiempo Gellí contó con la colaboración del señor Alcibíades Lappas, quien le presentó a figuras notorias de la masonería, con las cuales el venerable Lício Gelli trabó relación. (pág. 161/162 del libro: 15 : La P-2 se defiende, de Píero Carpí y José Capparelli).

 

Después de estas precisiones el autor denuncia que al crear Gelli la OMPAM se acarreó el odio del duque de Kent, gran maestro de la masonería mundial, quien acusó al venerable de ser agente de la subversión al servicio de los "subdesarrollados". Y agrega: De pronto se exhumaron supuestas conexiones internacionales y su amistad con gobiernos populares como el peronista de la Argentina fue vista como una seria amenaza a los intereses que siempre defendió la corona británica. ( ... ) La sola perspectiva de que pudiera desarrollarse una masonería sin el control del duque de Kent y al servicío de los intereses británicos o norteamericanos, puso en marcha inmediatamente un operativo para desacredítar al hombre que osó realizar tamaño desafío. La acusación es rematada sindicando a la Masonería Argentina de traidora a la Patria; traición cometida en la guerra del Atlántico Sur.

 

Es otra versión. Los panegiristas de Gelli no coinciden en los móviles ocultos que, según afirman, existieron en este controvertido caso de la P-Due. Por un lado se habla de conjura anti-masónica, también de persecuciones al estilo nazi. Hay quienes afirman que detrás de todo esto se encuentra la CIA; otros dicen la KBG.  No faltan los que alegan una lucha entre masones. Otros dicen que fue promovida por ex-masones. Gelli denuncia que se creó una psicosis para tapar el escándalo Sindona. También se afirma que es una intriga política de la socialdemocracia, de los demóratas cristianos, del partido Socialista, del Comunista, que, en el entorno de las facciones en pugna tras la dirección gubernamental de Italia, harían su juego. Y hasta hubo en ese país - nunca faltan - los que dijeron que el venerable era un agente extragaláctico.  Pero lo cierto es que Gelli no se vería obligado a huir de su patria, y luego fugarse de una cárcel suiza, si no fuera culpable. Es un hombre con poder, y que puede contar con los mejores abogados para su defensa.  Es una conclusión simple a primera vista, pero la más contundente ante la maraña de enrevesados argumentos y presunciones que orbitan alrededor de este singular affaire.

 

***

Como ya fuera dicho, las acusaciones que se han lanzado contra la misteriosa logia son numerosas y de disimil contenido.  Entre ellas, la de ser una masonería negra, connotada a una conjura mundial con Roma como centro del mundo y cabeza de una Europa anticomunista; de conexiones con las "Tramas Negras" (organizaciones fascistas europeas); de ser un instrumento de la Iglesia Católica - o de cierta parte de ella - en el afán de predominio; de una simple mafia internacional, sin color político, dedicada exclusivamente al enriquecimiento ilegal de sus miembros, etc... etc... Y, también recordamos, que frente a tanta desmesura los acusados se defienden en una forma tal que en vez de aclarar el enigma lo oscurecen más aún. Pero creemos, al menos, haber podido levantar una punta del velo en lo que atañe a la realidad de la presencia de la P-Due en nuestro país.  Para los argentinos es una superestructura de origen extranjero que influyó en un determinado período en importantes decisiones. Movió las palancas, a distancia.  Se entremetió en niveles gubernamentales. Hizo de altos funcionarios simples títeres. Manejó aspectos financieros e influyó en el nombramiento de cargos. Y hasta se metió con el sagrado recuerdo de nuestro héroe máximo, al recibir su más alto miembro una condecoración otorgada en forma espúrea. Si tuviéramos que sintetizar su injerencia en nuestro país usaríamos el término nefasta. Pero estimamos que también es peligrosa. Y lo decimos en tiempo presente, porque aún la Justicia argentina no se ha expedido al respecto..

 

NOTAS

 

1.-Carlos Calvi, hijo mayor del banquero, declaró públicamente que estaba convencido de que su padre había sido asesinado para que no revelara los nombres de las personas a las que había dado grandes sumas de dinero.

 

2.-El 2 de diciembre de 1976, La Nación publicó el siguiente cable procedente de Roma: "El ex-Ministro de Bienestar Social de la Argentina, José López Rega, buscado por la justicia de su país, se encuentra en Roma bajo la protección de la Masonería. López Rega está amparado por el Gran Maestro Luiggi Gelli y por el Honorable Osvaldo Minghelli, también masón, general, ex-Jefe de Policía romana y senador"...

 

3.-El único Considerando del Decreto dice textualmente: "...el asesoramiento favorable emitido por el Consejo de la Orden a la propuesta de condecorar al ciudadano italiano D. Licio Gelli quien se ha hecho acreedor al honor y al reconocimiento de la Nación".

 

4.-Tal correspondencia revela a veces una fraseología masónica. Por ejemplo cuando se refiere a elementos que están durmíendo, que son los masones que dejaron de concurrir definitivamente a su logia. Lo de familia suena a mafía siciliana.

 

5.-Mientras el parlamento italiano ha publicado todo lo relacionado con la investigación del Caso Sindona donde se encuentran las revelaciones sobre la P-Due- la justicia argentina ha tendido un inexplicable velo de misterio, amén de evidenciar un persistente inmovilismo.

 

6.-Los que defienden a Licio Gelli capean su pasado. Ninguno se ocupó de refutar los antecedentes fascistas que se le achacan al Venerable, lo que corrobora de que son reales. No obstante, hay quienes aducen de que es un perseguido por el fascismo encubierto que actualmente gobierna en Italia, según afirman.

 Referencias

Autor del articulo: Gerardo Bra

Revista Todo es Historia - Numero 214 - Febrero 1985 

Vuelva a LA ULTIMA CRUZADA

Visite HERENCIA CRISTIANA

ESCRIBEME  |  INDICE  |  Odio CristianoTerrorismo Cristiano  | Cristianismo de Actualidad

http://www.geocities.com/greenman_92553
Ultima Actualizacion Agosto 20, 2002
por greenman_92553 - Elias Bernard

COPYRIGHT- TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS